Como negociar con un suicida

Ego

INTRODUCCIÓN

El impacto que genera el suicidio  o su intento en una comunidad esta cargado de factores tan dispares que surgen de la realidad social, dichos significados van asociados a las distintas visiones o concepciones que cada subgrupo  social tenga de la vida y de la explicación que justifica o rechaza la acción del suicidio.

La Asociación Internacional para la prevención del suicidio (IASP), OMS, ONU y otras plantean al suicidio como un problema de salud que puede ser objeto de prevención. La OMS (Organización Mundial de la Salud) informa que un millón de personas muere por esta causa y que en el año 2000 hubo un número de personas entre 10 y 20 veces superior a esta cifra intentaron cometer suicidio, lo que implica que muere una persona cada 40 segundos y hay un intento de suicidio cada 3 segundos en promedio. Es la 13 causa de muerte a nivel mundial de personas de todas las edades, y es parte de las tres principales causas de muerte entre personas de 15 a 34 años de edad. En Chile es la segunda causa de muerte no natural después de los accidentes de tránsito.

El análisis y comprensión de estos actos deben considerar la incorporación de factores que son beneficiosos en el momento de la negociación con el objetivo de lograr el salvataje, considerando que se entiende como salvataje toda acción de salvar vidas humanas ya que se tiende a  confundir con el concepto de rescate que es una acción que implica  rescate de cuerpos o cosas.

Se torna absolutamente necesario que el negociador o el equipo negociador tenga el entrenamiento adecuado para poder hacer frente a las distintas manifestaciones del intento suicida. El suicida esta cargado de una serie de ideas, sensaciones, sentimiento e información  que lo han llevado a tomar dicha decisión y la comprensión de este universo de factores son los que son necesarios comprender.

CONSIDERACIONES GENERALES

Existen factores significativos que se deben considerar al momento de negociar con el suicida y tratar de comprender la cosmovisión del sujeto frente a su decisión. El suicida como ser social es componente de la misma sociedad que lo va a ver intentar morir o morir definitivamente. La sociedad en su  unidad existe y funciona permanentemente de un conjunto de valores y creencias comunes, las que fuertemente definidas y estructuralmente instruidas, brindan cohesión e integración social a sus integrantes, asegurando y proveyendo de sentido colectivo a las acciones individuales de sus miembros. En este sentido, una situación de disociación de la máquina social, caracterizada por la ausencia de cohesión, solidaridad e integración, al estar directamente asociada a la irrupción de crisis y frustraciones colectivas, va a generar, entre los grupos humanos desorganizados, una mayor predisposición y vulnerabilidad a la conducta suicida; y es en esos periodos en donde efectivamente aumenta el número de suicidios consumados. Así, cada sociedad tiene, en un determinado momento de su historia, una aptitud definida para el suicidio; son las causas propiamente sociales las que explicarían la cifra de los suicidios. El suicidio resulta, a la vez, un acto individual y un fenómeno social, donde “los incidentes de la existencia privada que parecen inspirar inmediatamente el suicidio como causas determinantes, en realidad no son más que causas excepcionales: la sociedad ha hecho del individuo una fuerza dispuesta al suicidio. De tal forma, dirá el autor, el suicidio es “toda muerte que resulta, mediata o inmediatamente, de un acto positivo o negativo, realizado por la víctima misma, sabiendo que debía producir ese resultado” (Durkheim, 1897).

Dicho acto esta cargado de violencia que es un factor asociado al suicidio, entendiendo a la violencia como el uso actual de fuerza o poder sobre otra persona, sobre sí mismo o sobre un  grupo o comunidad, dando como  un resultado el daño, muerte o de privación. Es un daño inflingido  e intencional a si mismo. El Dr. Alejandro Gómez C.12, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, publica una articulo exponiendo que: “Factores individuales -tales como rasgos de la personalidad y ciertas características cognitivas- se expresan como una relativa incapacidad para elaborar conductas adaptativas frente a situaciones desfavorables. Ante el efecto conjunto de eventos psicosociales negativos y disminución del soporte social, estos sujetos tienden a responder con un complejo ideativo-emotivo pre-suicida, caracterizado por efectos depresivos, desesperanza e ideación suicida”. Acotando que “El modo de operar de las variables macrosociales sobre la conducta suicida en términos de la exposición a acontecimientos negativos y el grado de inclusión percibida en una matriz social que provee vinculación, integración social, oportunidades de nutrición emocional, valoración personal, un sentido básico de confianza y oportunidades de orientación”.

 La responsabilidad del suicidio no sólo es personal sino que social; no es un conducta que surge de problemas particulares sino que es la suma de ellos más todo lo que implica ser miembro de la sociedad. “Suicidio en Chile: un signo de exclusión”, tesis doctoral realizada y publicada por Dagoberto Duarte Quapper efectuada en el año 2007, plantea que inciden factores sociales, especialmente por los niveles de inequidad que caracteriza a la sociedad chilena, lo que lleva a las personas a acumular sentimientos de rabia y hostilidad, un sentimiento de exclusión de ciertos grupos poblacionales, que no logran acceder a los beneficios que significa ser parte de la sociedad.

Se asocia directamente a los trastornos psicopatológicos con una causalidad directa y única del suicidio; a pesar que tiene una relación en la ejecución de dicha conducta no sería el único factor causal de suicidio.  En términos de políticas públicas de salud encontramos “Cuadernos de Psiquiatria Comunitaria y Salud Mental para la Atención Primaria de Salud: Elementos para el manejo de la Conducta Suicida en la Atención Primaria de Salud”, elaborado por Vicuña (2003)11, en la inmensa mayoría de los casos se asocia según han demostrado las autopsias psicológicas, con la presencia de alguna patología psiquiátrica, y en especial los Trastornos Depresivos, la Dependencia de Alcohol y Drogas y la Esquizofrenia.

Finalmente, se debe plantear que difícilmente este fenómeno puede explicarse desde una lectura unicausal o reduccionista del problema, pues se trata de un suceso construido social e históricamente, y que contiene en sí mismo, múltiples dimensiones causales, ya sean de orden psicológico o antropológico, económico, social y político.

CONSIDERACIONES TÉCNICAS

Los equipos negociadores o el negociador deben incorporar dichos factores en el momento de ejecutar el salvataje sin dejar de incorporar aspectos técnicos que tienen directa relación con sus competencias como negociador.

Las generalidades que se deben considerar en una situación de crisis implican visualizar la crisis social como un fenómeno de variada composición  que tiene relación con una interacción social asociada a la violencia. Se debe considerar el impacto social  que generan las conductas de las personas, influenciadas de enfoques ideológicos, psicológicos y /o patológicos .La complejidad del evento no sólo implica responder a un hecho en particular sino responder a las preocupaciones, intereses y presiones de los individuos y las organizaciones. Los equipos negociadores deben hacer  frente a la realidad de manera planificada y coordinada,  manejando un nivel de organización legitimado acorde al contexto social y jurídico  sin dejar de  lado la capacidad de adaptación  a la particularidad de cada uno de estos eventos.

Reconociendo los peligros y oportunidades  que se presentan en el evento definido en el momento se pretende  dar respuestas esenciales manteniendo la unidad de los esfuerzos que los equipos e instituciones  hacen en pro del salvataje, perseverando en la búsqueda paciente del control de la crisis. Se pretende ir conteniendo el daño y buscando  resolver la situación  disminuyendo al máximo los factores de riesgo para las partes negociadoras.

En el contexto de la intervención se pretende buscar el contacto con el suicida y tratar de establecer y dimensionar la estabilidad emocional del suicida enfocándose en el grado de la importancia que le da a su causa. Evaluar el estado mental, razonamiento lógico y emotivo de su estado actual. La comunicación  se deberá establecer  generando confianza utilizando una diversidad de temas  para lograr la cercanía necesaria con el fin último de modificar  su decisión. Se debe poner énfasis en que el suicida pierda la sensación de miedo, enfocándose en su identidad, su historia tratando de logra un pacto personal y comprometerlo a formular opciones en conjunto, se incorporan los refuerzos sin presionar.

Los equipos de salvataje  que intervienen  en suicidios deben ser capacitados y entrenados en forma permanente  para que respondan a las exigencias del suceso elevando sus conocimientos, mejorando su rendimiento, evitando el sobre control, actuando con seguridad en el enfoque de trabajo en equipo.

Las tareas operativas se deben descentralizar estableciendo la distribución del personal y el equipo de trabajo.

CONCEPTOS Y ASPECTOS PRÁCTICOS EN UN ENFOQUE POLICIAL EN LA NEGOCIACIÓN Y SALVATAJE DE PERSONAS EN ACTITUDES Y CONDUCTAS SUICIDAS.

LA NEGOCIACIÓN

Es necesario que las negociaciones estén a cargo de un grupo de personas especializadas y  que hayan recibido una capacitación específica.

 

La Policía, en la mayoría de los países cuenta con personal capacitados, y esto obedece a distintas razones

1.-     Representan la fuerza pública.

2.-     Se encuadran en jerarquizados, no tienen la capacidad para dar repuestas enseguida; eso puede ayudar para ganar tiempo.

3.-     Puede justificar una respuesta negativa a un pedido por desacuerdo de su mando, sin aparecer él como el obstaculizador.

4.-     Permite un intercambio horizontal, en el caso de que se establezca entre el negociador y el hechor un antagonismo de caracteres o una incompatibilidad de discursos.

5.-     Si se prolonga la situación es posible realizar un cambio de negociador, sin perjuicio del dialogo, porque también el negociador puede cansarse, y ocurre el riesgo de que pierda sus habilidades.

En un equipo de policías negociadores, se integran además  psicólogos  entrenados en este tipo de situaciones, que deberán desempeñar, un rol de asesoría para el equipo negociador, ellos no intervienen directamente en las discusiones, observan, escuchan y siguen el diálogo para hacerse una idea del perfil del individuo.

En los equipos negociadores se deben incluir policías que pertenezcan a equipos especializados de intervención y rescate  (son aquellos que deberán irrumpir una vez que la negociación no tenga avances o esté en peligro inminente la vida de una persona, por ejemplo al borde de un cerro o al perder el equilibrio cuelgue de una torre de alta tensión).

Los equipos de policías estarán siempre al mando de un jefe a cargo del área operativa, situación que supone un liderazgo único, lo que resulta fundamental para que no haya discrepancia y exista perfecta coordinación entre la gestión de negociación y el planeamiento de un equipo de intervención, imprescindible para lograr éxito.

¿CÓMO NEGOCIAR?

Existen pautas de FORMA y de FONDO.

En cuanto a la FORMA.

1.-       El medio de comunicación:

La solución más eficaz será hablar directamente con el o los individuos, ya sea a través de un obstáculo, como ser una puerta, o con un contacto físico,

2.-       Aplicar medidas de seguridad

3.-       Asegurar el acuerdo de que el individuo  no usara alguna arma o atentará  contra su vida.

4.-       Cesar el diálogo si apunta el arma hacia el negociador.

5.-       Nunca encarar al individuo,

6.-       Mantener una posibilidad de escape

7.-       Identificar un lenguaje adecuado  para el dialogo, no se puede hablar de la misma manera con todos los individuos que deseen atentar contra su vida, siendo necesario que el negociador se ponga en el mismo nivel de su interlocutor, a veces usando su misma jerga.

¿CÓMO NEGOCIAR?

En cuanto a la forma

1.-       Analizar la situación y hacerse una idea del tipo de individuo. Resultaría muy difícil, tratar de iniciar negociaciones sin tener un mínimo de datos sobre el y su personalidad.

El primer momento es muy importante, y más vale empezar bien.

2.-       Establecer el dialogo, aún si él trata de evitar de involucrarse directamente en las discusiones.

3.-       Para conseguir buenos resultados, se deben seguir algunas reglas:

-Usar la estrategia del tiempo: tomar el tiempo de discutir, a veces es útil replantear la situación con él, para que él tome conciencia de la realidad a través de una revista de la cronología de los hechos.

-Evitar el apresuramiento: A menudo él quiere llevar a cabo las cosas muy rápidamente, intentando imponer plazos cortos. Es necesario convencer al hechor de que se tome el tiempo para hacer cosas, tal vez usando la burocracia como explicación.

¿CÓMO NEGOCIAR?

En cuanto al fondo

1.-       Ganar tiempo supone estar atento para asegurarse de que el individuo no se enoje y pierda la paciencia y el control.

2.-       Usar una estrategia de “pasos cortos”, para obtener confianza y dialogo

3.-       Iniciar una política de regateo e intercambio después de que se establezca un espacio de confianza y de diálogo.

4.-       Cada pedido del individuo debe discutirse para enganchar el proceso de intercambios que puede llevarle a entregarse.

-Hay cosas que se pueden negociar sin limitación: comida, bebidas (sin alcohol), dinero.

-Hay cosas que se pueden negociar sólo con cautela: medios de transporte (riesgo de perder el control de la crisis) y contacto con los medios.

-Hay cosas que no se pueden negociar: Entrega de armas, drogas, o el contacto con algún familiar u otra persona (momento que podría aprovechar para cumplir su objetivo y hacer sentir culpable por ejemplo su cónyuge). Para el Individuo, el policía, aunque esté desarmado, significa una amenaza más fuerte. Además puede ser más fácil para él, matar a un policía que a un “inocente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s