Como funciona la legitima defensa

Legitima defensa

El enfrentamiento ocurrido en un restaurante chino en el Distrito del Rimac, donde un “Experto” en el manejo de armas realizo disparos contra sus atacantes, ponen nuevamente en el tapete el uso de las armas de fuego, mi posición es que los ciudadanos no deberíamos enfrentar a la delincuencia, sino evitarla con una cultura de prevención, tienen el factor sorpresa y el de información en muchos casos, a esos individuos son los que tienen que enfrentar los ciudadanos honestos.

Realmente son muy pocos los casos donde los ciudadanos en su defensa con arma de fuego han salido airosos de un episodio violento, recuerdo que el empresario joyero que en dos ocasiones tuvo que disparar y asesinar a sus agresores y el ciudadano Juan Francisco Arce que tuvo que disparar y matar a su agresor, a pesar de ello mantengo mi posición de no recomendar a los ciudadanos hacer uso de armas de fuego para su defensa, salvo los que tengan y son muy pocos, un entrenamiento y capacitación permanente además de estar, física y psicológicamente preparados para repeler un ataque armado, los delincuentes casi siempre serán más diestros en el uso de armas de fuego que los ciudadanos, además ellos no tienen ni principios, valores, moral, ética ni escrúpulos, disparan a matar, en ocasiones están drogados y su accionar hoy es mucho más violento, ahora bien, si de acuerdo a las circunstancias y teniendo la actitud y capacitación adecuada podemos hacer uso de nuestra arma de fuego para defendernos, no quedara otra opción, pero es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones.

1. Como portador y usuario de un arma de fuego, usted tiene la responsabilidad legal y moral de usarla solamente bajo las condiciones que establecen las leyes y por lo tanto es su obligación conocer esos parámetros. Recuerde que el desconocimiento de la ley no es un eximente de responsabilidad.

2. Si usted porta un arma de fuego para su defensa, tiene que estar consciente de la inmensa responsabilidad que tal hecho conlleva; conocer la legislación acerca del uso de las armas de fuego, haber tomado cursos de defensa con armas de fuego, tener planes de acción que involucren a su pareja, familiares a acompañantes, es parte de esa responsabilidad.

3. Estar armado es estar siempre alerta. Si usted es sorprendido y sometido por un delincuente y le descubre su arma, hay gran posibilidad de que le disparen. Recuerde, usted armado es una amenaza real e inminente para el criminal. Usted sólo puede usar su arma si es capaz de prever la situación.

4. Si las circunstancias lo obligan a desenfundar su arma, hágalo con decisión: busque cobertura y mantenga a distancia a sus posibles atacantes; con esta actitud decidida pocas veces tendrá que disparar. En todo casi si el criminal da la espalda y se va, déjelo ir. Usted resolvió su problema.

5. Lo anterior es muy importante, por cuanto debemos saber que aun en el caso de ejercer una legítima defensa este hecho acarreará por lo menos una detención preventiva y el decomiso del arma involucrada en el hecho.

6. Tome un curso sobre el manejo adecuado de las armas de fuego e incluya a su familia para compartir ese conocimiento. Son mayores los incidentes por disparos accidentales en las personas no entrenadas, en casa mantenga su arma en un lugar seguro lejos del alcance de los niños.

7. Si usted decide portar un arma, llévela siempre encima en una funda adecuada, inclusive cuando viaje en su automóvil; no la guarde en la guantera o entre sus piernas y el asiento o debajo del asiento. Un arma de fuego sólo le será útil si está al alcance de su mano.

8. No haga ostentación de su arma y evite que personas desconocidas sepan que usted está armado. No se inmiscuya en acciones de orden público, deje que la policía cumpla con su trabajo. Una situación en donde usted no conoce a los participantes ni los motivos, puede ser engañosa y usted puede tomar partido por el bando equivocado.

9. Su arma no es un amuleto. No tenga una falsa sensación de seguridad al estar armado. Si bien es cierto que un arma de fuego puede representar una solución y que además tiene un gran poder disuasivo, también es cierto que un arma de fuego, en manos inexpertas, puede incrementar un problema. Permanecer alerta, percibir la posibilidad de la ocurrencia de un problema y evitarlo es mejor que desenfundar y disparar.

10. Tenga en mente que en un tiroteo cualquier persona – incluyéndolo a usted y a los suyos – puede resultar heridos o muertos, así que más importante que pegarle un tiro a un agresor es que no le den un tiro a usted o a los suyos.

MODUS OPERANDI

La delincuencia actúa bajo 4 factores principales:

– Factor sorpresa

– Factor información o conocimiento

– Mayor rapidez que la víctima

– Dominio absoluto de la situación

En un importante número de los casos -sobretodo en los robos a domicilio, extorsiones y asaltos a empresas- están involucrados directa o indirectamente personas del entorno de la víctima.

RECOMENDACIONES GENERALES

Lo primero es saber cuáles son nuestros riesgos y usar en todos los ámbitos el sentido común:

– Realizar análisis de riesgos para detectar vulnerabilidades

– Mantener un perfil bajo

– Estar alerta y atento en las actividades diarias

– No ser rutinario

– Mantener una actitud de reserva acerca de información familiar, negocios, viajes y sobretodo asuntos de dinero

– Seleccionar y certificar a todo personal de servicio doméstico

– Tener mucho cuidado con los vigilantes informales

– Estar muy atento cuando maneja

– Fijarse al salir o llegar al domicilio de la presencia de vehículos o personas extraños

– Tenga mucho cuidado al acudir a cajeros automáticos

– Si maneja y encuentra obstáculos es preferible golpear un poco el auto a detenerse para despejar el camino

– Si lo chocan por detrás no hay que bajarse del auto hasta haber observado perfectamente el ocupante del otro vehículo. Observe la reacción y actitud de estas personas

– Mantener al menos 2 metros de distancia entre su auto y el de adelante y evite que se le peguen por detrás

– Trate de no llevar más de una tarjeta de crédito y solo disponga del dinero necesario

– Si está caminando y le piden información desde un auto manténgase apartado unos metros y tenga cuidado

Finalmente, el concepto de la legítima defensa ha variado, hoy existe el concepto de intensidad y peligrosidad de la agresión, esto es si la vida de uno corre riesgo, es posible defenderse con cualquier medio, pero no olvidemos que un delincuente con un simple cortaúñas es más peligroso que un ciudadano defendiéndose con un arma de fuego.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s