Seguridad ‘Privada’ (carente o a falta de algo.)

El Ministerio del Interior ha ejercido un refuerzo de medidas de seguridad en centros turísticos  y lugares de máxima  afluencia.  Esta medida es a consecuencia de los últimos atentados ocurridos en Europa donde han muerto muchos ciudadanos inocentes de la mano del terrorismo Islámico  y sus acólitos.

Por ello, en  las últimas semanas, la policía y guardia civil están recibiendo formación acelerada de cómo actuar frente a un posible atentado de corte yihadista  , instruyéndose en técnicas para anular o minimizar la amenaza lo máximo posible, cuando las primeras patrullas policiales sean avisadas y lleguen al lugar de los hechos.

Lo que no debe haber pensado o no ha caído en la cuenta el Ministerio del Interior es que en más del 95% de las ocasiones, en el lugar de los hechos , incluso antes de que estos ocurran, que por cierto es el momento idóneo para anular la amenaza , el ministerio  ya cuenta con efectivos disponibles que conocen a la perfección  el terreno, estos efectivos son el personal de seguridad privada

Dentro de cualquier protocolo de actuación para una emergencia , de existir personal de seguridad privada estos son los primeros intervinientes, pues son conocedores como nadie del centro o lugar donde desarrollan su servicio de seguridad , así como la situación de los puntos seguros, puertas de emergencia, protocolo de evacuación, etc, etc, etc.

En innumerables ocasiones , en centros comerciales, aeropuertos, estaciones de metro, partidos de fútbol,  conciertos y en general eventos de máxima afluencia, los vigilantes de seguridad, han desarrollado su labor preventiva y cuando ha sido necesario defensiva, con gran profesionalidad, antes de la llegada de los cuerpos policiales, simplemente porque es su obligación y porque estaban allí los primeros.

En materia de terrorismo está  sobradamente probada la profesionalidad y eficiencia del personal de seguridad privada , directores y jefes de seguridad han realizado una intachable labor de gestión e inteligencia, dentro de su ámbito de competencias, frente a la amenaza del terrorismo en España y ni  que decir tiene el personal operativo, los escoltas privados, que con su buen hacer y su magnífica actitud y aptitud profesional han protegido la libertad y la vida de aquellos que han estado amenazados de muerte por el terrorismo durante décadas.

Entre las nuevas y necesarias medidas frente al terrorismo yihadista que ha instaurado el Ministerio del Interior se hecha de menos la integración de la seguridad privada en ellas,  contradiciendo en parte la ley 5/2014 de seguridad privada que si puede  prever estos supuestos.

Actualmente los vigilantes de seguridad que trabajan armados son muy escasos o casi nulos y la formación en materia de terrorismo yihadista , es tomada de mutuo propio por el personal de seguridad privada que preocupados por la realidad que les rodea quieren aprender por su cuenta como contrarrestar este tipo de actos terroristas para desarrollar su día a día con las máximas garantías, sin que empresas de seguridad o el propio ministerio haya caído en la cuenta.

España se encuentra en grado de alerta cuatro, alto riesgo de atentado terrorista, este nivel de alerta es evaluado semanalmente y permanece invariable desde Junio de 2015 pese a los atentados ocurridos en Europa desde entonces.

En una situación excepcional como es un grado de alerta elevado debería ser necesario que todo el personal de seguridad privada trabaje armado para garantizar lo máximo posible la seguridad de los ciudadanos/usuarios en los lugares donde prestan servicio y también una formación específica sobre esta tipología de riesgos.

Repasando los salvajes atentados yihadistas que ha sufrido Europa en los últimos tiempos podemos fijarnos en un punto importante, que quizás se ha pasado por alto y puede ayudar a no cometer los mismos errores.

El 24 de mayo de 2014, Cuatro personas son asesinadas en el Museo Judío en Bruselas por un terrorista armado con un Kalashnikov. En el Museo había vigilantes de seguridad  no armados que no pudieron proteger a usuarios y personal del museo.

El 7 de enero de 2015 ocurrió un asalto armado en las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo, en París. En las oficinas había un vigilante de seguridad no armado que no pudo proteger a los trabajadores del diario.

El 13 de noviembre de 2015, extremistas ligados al Estado islámicos realizan una oleada de atentados en París, matando a 130 personas, la mayor parte de ellos en la sala de conciertos Bataclan. En la sala También había personal de seguridad sin armas que nada pudieron hacer para proteger a los asistentes.

El 22 de marzo de 2016, al menos 34 personas perdieron la vida en Bruselas y otras 200 resultaron heridas tras registrarse dos explosiones en el aeropuerto de la capital y en el metro. En ambos lugares había personal de seguridad privada no armados.

En plena celebración del 14 de julio, fiesta nacional de Francia, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un tunecino de 31 años, mató a 84 personas atropellándolas con un camión en el paseo de los Ingleses de Niza. También en esta ocasión había vigilantes de seguridad en el evento y tampoco estaban armados.

El 18 de julio, un refugiado afgano de 17 años entró en un tren en la localidad sureña de Würburgo, en el estado de Baviera, y agredió salvajemente a cuatro turistas. En el tren había vigilantes de seguridad no armados que no pudieron proteger a los viajeros.

El tiroteo de Múnich de 2016 fue un tiroteo ocurrido el 22 de julio de ese año en un restaurante de McDonald’s y en el Centro Comercial Olympia, en el distrito de Moosach, en la ciudad alemana de Múnich. Tanto en el centro comercial como en el McDonald’s había vigilantes de seguridad que tampoco estaban armados, no pudiendo minimizar o detener la amenaza. La irrisoria diferencia económica entre un vigilante armado y uno que no, es apenas de un euro la hora. Con una formación adecuada en contra terrorismo  y si el personal de seguridad privada hubiese estado armado, ¿ Se podría haber evitado alguna muerte?.

Hace unos años ocurrió otra situación excepcional con los ataques de piratas a barcos atuneros españoles  y entonces si se contó con la seguridad privada, que por cierto a día de hoy siguen realizando una encomiable  función frente a esta amenaza, se formó al personal y se les dotó de los medios y armamento necesario para realizar su labor evitando así  secuestros y muertes que hasta ese momento eran  la tónica dominante en las aguas del índico.

 

Un comentario en “Seguridad ‘Privada’ (carente o a falta de algo.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s